Hola a todos. He creado este blog, con la intención de que exista un lugar en la red, abierto para compartir experiencias, proyectos e ideas. Me considero una persona jovial, amante de nuestro planeta, viajero, soñador y apasionado de nuestro entorno. Me gusta viajar, realizar deportes en contacto con nuestro medio natural, para disfrutar con familia y amigos de largas jornadas de entretenimiento. Todo para aprender. Quiero con esto invitar a que se acomoden en el diván de la tertulia, y comunicar aquello que os entusiasme y os ayude a soñar. A partir de aquí, tenemos mucho que hablar.

“La Tierra y el cielo, bosques y campos, lagos y ríos, las montañas y el
mar son excelentes escuelas que nos enseñan muchísimas cosas que no se pueden
aprender en los libros”.

John Lubbock


miércoles, 20 de septiembre de 2017

Gran Senda de Málaga 2ª Etapa 

Rincón de la Victoria – Vélez Málaga 

5 de marzo de 2017



La ruta que vamos a realizar está enmarcada en el litoral oriental de Málaga siguiendo la tónica que llevamos desde que salimos por primera vez en el Puerto de Málaga. De esta forma encontraremos una sucesión de zonas pobladas con amplias playas donde la vida urbana se funde con los usos propios marineros. Desde el Rincón de la Victoria, (una inmensa extensión urbana), hasta la fértil vega de Vélez Málaga, la ruta irá paralela a la carretera Nacional 340 reflejando una diversidad paisajística que se funde con el azul del mar. Estas circunstancias, junto al marcado carácter de los pueblos malagueños hacen de esta ruta ser un fiel reflejo de lo que el visitante puede encontrar en esta parte de la provincia. También nos acercará a la puerta de la Axarquía, una fértil y rica comarca en plena expansión, donde el visitante se sorprenderá por sus bellos paisajes. Esta ruta amena y fácil hará que vivamos una experiencia única y difícil de olvidar.

 
Powered by Wikiloc

Para descargar esta ruta: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=16669896 

Actividad/ Senderismo
 





Distancia recorrida: 22,7 kilómetros
 Altitud min:12 metros, max: 48 metros
Desnivel acum. Subiendo: 359 metros, bajando: 315 metros
Grado de dificultad: Fácil
Tiempo: 6 horas 36 minutos, (con paradas incluidas)
Fecha: 5 de marzo de 2017
Finaliza en el punto de partida: No. (Hay que hacer el juego de coches).
Coordenadas: 1267
Recomendaciones: En verano no hacer esta ruta en horas de máxima insolación.

   

 Vídeo editado por el Rincón del Viajero: https://www.youtube.com/watch?v=NDWZ11Z3IDA



Para iniciar esta ruta lo hacemos desde el rincón de la Victoria, justo en el mismo lugar donde finalizamos la etapa anterior.


Tomamos el paseo marítimo Virgen del Carmen dirigiéndonos hacia levante.


Existe en la playa un vial en la arena compactada que se utiliza para las bicis y senderistas, por lo que se puede ir más cómodo por ella.


Seguimos viendo los tradicionales espeteros, sin duda lo más característico de la Costa del Sol.


Tras el Rincón de la Victoria alcanzamos la playa de Torre de Benagalbón. Esta playa es una de las playas más populares del municipio malagueño de Rincón de la Victoria. Cuenta con una extensión de 3. 400 metros de largo de arena oscura y unas aguas tranquilas que permiten disfrutar de un baño en calma.


Visitada principalmente por los vecinos de la zona que acceden fácilmente a pie o en autobús urbano. Es ideal para practicar deportes acuáticos e incluso jugar al golf en el campo de Añoreta.


Al paso encontramos la Estación de tren de Benagalbón Se trata de uno de los apeaderos de la Compañía de los Ferrocarriles Suburbanos de Málaga (FSM), que cubría la línea entre Vélez Málaga y la capital. La empresa contaba con varias líneas. La primera en inaugurarse, la de Vélez, partía de una estación situada en el actual barrio de La Malagueta; pero con la entrada en funcionamiento de la línea de Coín la cabecera se había trasladado al edificio de la antigua estación que hoy se conserva junto a la entrada al Puerto de Málaga. A esta nueva estación se añadió la entrada en funcionamiento de la línea a Fuengirola.


Alcanzamos una zona adecuada para poder observar las diferentes plantas propias del litoral, así como unos miradores con unos carteles informativos que nos proporcionan información de la diversidad de especies marinas y otros aspectos geológicos.


Dejamos a tras Benagalbón, siguiendo el camino paralelo al mar. Esta parte del litoral permanece un poco menos masificado. Son largas extensiones de playas muy frecuentadas por los aficionados a la pesca deportiva, dando un pequeño respiro urbanístico hasta alcanzar otras urbanizaciones.


El camino en todo momento va paralelo al mar y la carretera Nacional 340, el cual nos acerca a los conjuntos residenciales de Las Palmeras, Balcones del Mar.


Visible tímidamente entre las viviendas de la Urbanización alcanzamos la Torre Vigía de Chilches de 8 metros de altura construida en el siglo XVI en forma troncocónica con un cuerpo inferior macizo, sobre el que se dispone una habitación en la parte superior que cuenta con una entrada superior.


Seguimos nuestro camino entre zonas residenciales para llegar a Benaljarafe. Esta localidad tiene su origen en una antigua alquería medieval del territorio de Vélez. Nada que ver con el aspecto que tiene en la actualidad.


Aquí también se encuentra en una loma a 15 metros sobre el nivel del mar la Torre Moya o Torre Gorda, construida en el siglo XVIII. Se trata de una típica torre de pezuña, con base semicircular prolongada en dos brazos rectos y frente formado por dos espigones sobresalientes. 

 Los legendarios centinelas de la Costa del Sol.

El litoral oriental de Málaga ha sido desde siempre un lugar ideal para el asentamiento humano. Así lo demuestran los yacimientos fenicios en el Yacimiento de Toscanos situado en el Cerro del Mar, donde encontraron un asentamiento datado en el siglo VIII a.C. que pudo albergar un gran grupo de individuos en un emplazamiento construido con casas alineadas en calles o plazas. En la barriada de El Palo, también hallaron los restos de una mina de hierro y una hendidura que se usaba como cisterna para almacenar agua.


Pero no solo los fenicios ocuparon estos territorios, también hay vestigios de la presencia de otras culturas, como demuestra el yacimiento griego de Mainake, la necrópolis púnica “El Jardín” en Torre del Mar o los restos de la antigua ciudad romana de Maenoba, donde se encontró un ánfora romana que aún guardaba vino en su interior. Así se demuestra a lo largo del tiempo, la gran importancia que tenía este territorio para todas las culturas que buscaban una vida mejor gracias a la riqueza del mar y la productividad de unas tierras fértiles en cultivos.
Durante los siglos XIII y XV los musulmanes tuvieron una importante presencia en Vélez Málaga, sobre todo en la época nazarí, la cual alcanzó su mayor expansión gracias a su gran desarrollo urbanístico como ciudad por la ejecución de importantes obras civiles y la construcción de edificios, entre ellas su fortaleza – alcazaba y el Barrio de la Villa, antigua medina musulmana. La ciudad crece en importancia y nace la necesidad de defenderla de posibles ataques y asedios por parte de otras culturas, emplazando en la línea costera las primeras torres vigías nazaríes como la Torre del jaral. Tras la reconquista estas torres cobrarían una gran importancia de vigilancia y comunicación entre ellas y el interior. Aunque fue, durante los reinados de Carlos I, Felipe II y Carlos III donde nació la necesidad de construir otras para defender y controlar las incursiones de piratas berberiscos, principalmente en la Región de Murcia, Alicante y todas las provincias costeras andaluzas.

En esta época España, y el Papado luchaban contra el imperio Turco que intentaba dominar el mediterráneo con sus ejércitos y una gran flota de galeras. Aunque el verdadero peligro nacía de los piratas turcos y berberiscos que atacaban constantemente las costas españolas saqueando y desestabilizando el comercio marítimo del mediterráneo. En siglos posteriores se construyeron algunas torres más de refuerzo, así como algunos castillos o fuertes. La mayoría de estas torres se usaron hasta el siglo XIX, quedando estos al servicio de Carabineros o la Guardia Civil.



Salimos de las zonas residenciales acercándonos al mar, esta vez transitando por viviendas situadas en primera línea de playa, algunas de ellas ajardinadas, con plantas propias de los climas subtropicales como palmeras, yucas, palmitos y cactus, adornan bellamente el lugar.


De nuevo entramos en playas amplias muy poco masificadas que nos llevaran a alcanzar la Urbanización Valle Mar.


Es en este lugar donde abandonamos la playa en la desembocadura del Arroyo de Íberos, remontando la rambla pasando por debajo del puente que atraviesa la carretera Nacional 340.


Debemos remontar la rambla de este arroyo durante unos metros y estar atentos al hito que marca el GR. Este se encuentra fuera del cauce a la derecha. Hay que subir por una empinada y muy corta vereda entre el muro de piedra para seguir nuestro camino.


Nada más salir de la rambla, cruzamos la carretera asfaltada para continuar por una pista de tierra que encontramos a la izquierda.


A partir de este momento la ruta se aleja de la playa para ir metiéndonos poco a poco por el interior de este territorio alcanzando en primer lugar el Castillo del Marqués de Valle – Niza, un fuerte o batería costera típica del Siglo XVIII que en aquella época defendía la costa de los posibles asedios. Este fuerte está formado por un baluarte semicircular unido a un hornabeque. El interior está caracterizado por su distribución alrededor de un patio rectangular, como patio de armas con una escalera de subida al baluarte y una rampa para bajar los cañones. En la actualidad es sede de la Escuela de Hostelería y Turismo.


Seguidamente alcanzaremos de nuevo la Carretera Nacional 340 y durante un corto trayecto nos llevará a tomar un camino de tierra a la izquierda.


Este camino nos subirá rodeando el cerro hasta la cima de un acantilado de 30 metros de altura que cae sobre la carretera. Aquí es donde se encuentra la Torre del Jaral, una torre vigía de 10 metros de altura de planta cuadrada de origen nazarí construida entre los siglos XIII –XIV, posiblemente rescatada y modificada en siglos posteriores.


Su planta es cuadrada y restaurada en parte. Su situación es muy estratégica y privilegiada, ya que fue construida junto al Camino Real de Granada y divisaba una amplia zona marítima incluyendo las ensenadas de Valle de Niza y Almayate.


Nos alejamos de la torre tomando el Camino del Tajo del Pinto sorteando el barranco por un alto puente de un solo ojo construido en el siglo pasado. Siguiendo por este camino nos llevara de nuevo a adentrarnos por las zonas residenciales que existen en el lugar.


El Camino deja atrás la Urbanización Monte Azul internándose esta vez por zonas de cultivo. Al poco tiempo llegaremos a Almayate, otra de las diversas zonas residenciales típicas de la Costa del Sol.


Dejamos a tras Almayate, último núcleo poblado antes de llegar a final de etapa, por un camino que se acerca a una zona de cárcavas cuyas paredes erosionadas a modo de grandes viseras sirven de abrigo natural para el ganado.


Al poco llagamos al Cerro del Mar, donde existe un yacimiento Arqueológico de Toscanos, un antiguo emplazamiento fenicio del siglo VIII a. C. asentado como era común en esta cultura, en un territorio con abundante agua dulce, posición aislada y de fácil defensa. Se estima que pudo albergar entre 1000 y 1500 habitantes dedicados principalmente a la agricultura, la ganadería, la pesca y la industria textil.


Continuamos nuestro camino entre campos de cultivo y algunas naves agrícolas al margen del río Vélez. Estamos en una zona donde abundan grandes parcelas de labor, que junto al turismo es uno de los principales motores económicos de esta comarca.


Tras pasar por debajo de la autovía A -7 bajo un colosal puente de hormigón llegamos a la carretera comarcal C- 335. Solo tenemos que continuar por esta carretera a la derecha para alcanzar en poco tiempo nuestro destino.


Por fin llegamos a Vélez Málaga, nuestro destino y final de etapa Para entrar en la ciudad lo hacemos por el puente sortea la carretera A -356 y que da acceso al casco urbano. Enseguida alcanzaremos la Calle Camino Viejo de Vélez que nos adentrará al centro de la ciudad. 

Cómo llegar 

Para comenzar esta ruta desde el Rincón de la Victoria hay que tomar la autovía del mediterráneo A – 7 y tomar la salida 254. En la rotonda hay que tomar la segunda salida y alcanzar la carretera MA – 24. Tomar la primera salida a la derecha y hacer la rotonda para tomar la Nacional 340 que cruza todo el pueblo. Se puede comenzar desde los túneles de La cala del Moral o desde cualquier otro punto en el Paseo Marítimo Virgen del Carmen.

 Alojamientos y Comida 

Para alojarse o comer en esta zona de Málaga no hay ningún problema, ya que estamos en un sitio muy turístico donde existe una gran oferta de servicios. No obstante para comer recomiendo hacerlo en Restaurante el Deo. Su especialidad es el pescado fresco y los espetos. Antiguamente este restaurante estaba situado en la localidad de El Palo donde era muy popular. En la actualidad ha sido trasladado a la localidad del Rincón de la Victoria y sigue ofreciendo el mismo trato y calidad que antaño. Así que comer bien a buen precio está garantizado.

Restaurante El Deo 

Avd. de la Axarquía, 39,
29738 Rincón de la Victoria (Málaga).
Horario: de 11:h a 24:00 h.
Teléfono: 682172712
htpps://m.facebook.com/Restaurante-El-Deo-114247658778840/ 

 Más información: granembolao@gmail.com

jueves, 23 de marzo de 2017

Ruta Lorquiana del Agua

28 de febrero de 2017



La Ruta Lorquiana del Agua es la primera ruta recientemente inaugurada de una Red de Senderos que en un futuro recorrerán la Vega de Granada y Fuente Vaqueros. Este proyecto pretenderá mostrar el territorio donde nació, vivió y murió Federico García Lorca, el poeta más universal del siglo XX. Irá compartiendo senderos a través de un PR, (Senderos de Pequeño Recorrido) que transitarán partiendo desde Valderrubio por las localidades de Fuente Vaqueros, la Huerta de San Vicente en Granada, Víznar y Alfacar. De esta manera, este primer sendero, ofrecerá una visión generalizada de la forma de vida y los usos tradicionales de Fuente Vaqueros y sus alrededores. Con una distancia de 8,5 Km, esta interesante ruta está emplazada en un lugar sin desniveles, lo que hace ser asequible para todo el mundo, sobre todo para realizarla en familia. Además mostrará al senderista el sistema de riego tradicional que se utiliza para abastecer los campos de cultivo. Los adentrará entre extensas fincas donde se encuentran los típicos secaderos, muchos de ellos utilizándose en la actualidad. Y nos hará una idea del que sería uno de los escenarios donde el poeta vivió su infancia y donde se inspiró en algunas de sus obras. En definitiva será una ruta cultural, donde la tónica general será vivir algunos instantes la vida rural en la vega.

 
Powered by Wikiloc


Para descargar esta ruta: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=16601333 

 Actividad/Senderismo





Distancia recorrida: 8,3 kilómetros Altitud min: 513 metros, max: 581 metros
Desnivel acum. subiendo: 237 metros, bajando: 237 metros
Grado de dificultad: Fácil
Tiempo: 2 horas 13 minutos, (con paradas incluidas)
Fecha: 28 de febrero de 2017
Finaliza en el punto de partida (circular): Si,
Coordenadas: 465
Recomendaciones: En verano no hacer esta ruta en horas de máxima insolación

   

 Vídeo editado por El Rincón del Víajero: https://www.youtube.com/watch?v=p04tuylXPL4



Para iniciar esta ruta debemos acudir a la Casa Natal del Poeta, localizada en la Calle Manuel de Falla. Para quienes no la conozcan preguntar a las gentes del pueblo. No tiene perdida.


En la intersección de la Calle Manuel de Falla con el Paseo de la Reina se encuentra el punto de partida. Un Cartel Informativo nos dará todos los detalles y aspectos técnicos de ella.


Tomamos la acera a la derecha, bajo un soportal abierto al cielo dejando un edificio cultural de ladrillo viejo a la izquierda. Se trata del Centro de Estudios Lorquianos cuya finalidad es la conservación y facilitar a los investigadores el patrimonio documental y bibliográfico del poeta. Además de divulgar la obra y la vida de Federico García Lorca a través de las distintas actividades y proyectos que se crean para este fin.


Pronto encontraremos otras señales indicándonos continuar a la izquierda por el Camino del Cuarto.


El Camino del Cuarto nos lleva hacia las afueras del casco urbano adentrándonos en la vega entre acequias y parcelas con huertos familiares, algunos provistos de los típicos secaderos para guardar la producción de los campos de cultivo. 

 La Vega de Fuente Vaqueros 

Fuente Vaqueros, con una superficie de 16 kilómetros cuadrados, es uno de los cuarenta y un municipios integrado en la comarca de la Vega de Granada. Esta comarca se caracteriza por su llanura en la parte occidental exceptuando las elevaciones de Sierra Elvira, Sierra Nevada, Sierra de Huétor y la Sierra de la Alfaguara. El río Genil y sus diversos afluentes provocan una excelente fertilidad que han sabido aprovechar los habitantes del lugar, impulsado así los valores culturales y naturales de este territorio. El cultivo industrializado en torno a la remolacha, el tabaco, el esparrago y otros productos arbóreos han ido evolucionando desde la primera mitad del siglo XX hasta nuestros días, siendo el principal motor económico de esta comarca.


Gracias a la notable red hidráulica de regadío por inundación, ha dado como resultado una explotación agrícola de calidad a través del tiempo. Fueron los romanos los primeros en canalizar las aguas de la vega, aunque sería durante el periodo de dominación árabe cuando quedó consolidado este sistema. El crecimiento de los núcleos de población incontrolados, la desidia de las autoridades y la mala conservación de las acequias, con el paso de los años han hecho que las más antiguas se hayan perdido. No obstante el buen resultado de las mismas ha provocado la construcción de otras artificiales. En la mayoría de los casos, el curso de las acequias se obtiene de los cauces de los ríos cercanos repartiendo el agua a través de canales regulados por compuertas, procurando establecer turnos de riego para cada finca con espacios de tiempo establecidos.
Por la presencia cercana de los ríos y las acequias el clima es fresco en verano y algo húmedo en invierno. En sus márgenes se crea un ecosistema donde la vegetación la componen las zarzas y carrizales. No es raro observar anfibios y aves carriceras sobre todo en las cercanías de los caminos que van hacia Fuente Vaqueros. La presencia de árboles propios de cultivos forestales también están aquí presentes. Las más productivas son la siembra de alamedas y choperas que se talan cada cierto tiempo. Son estas masas arbóreas un ecosistema ideal para diversas especies de pájaros que encuentran cobijo y protección. Entre las hierbas que crecen sobre las hojas que se desprende de estos árboles destaca el aro (Arumitalicum), una planta utilizada para alimentar al ganado.


Fuente Vaqueros no solo produce madera, hortalizas y cereales. Con la desaparición de la remolacha el cultivo del tabaco (Nicotianatabacum), en la Vega de Granada fue durante algún tiempo crucial para la economía rural de esta comarca, adaptándose a las antiguas técnicas de regadío que ya existían en la zona y provocó unos importantes beneficios para toda la población. La aparición de los secaderos para secar las hojas maduras de la planta ha sido desde entonces una seña de identidad que aún prevalece en nuestros días, siendo un referente en el paisaje de toda la Vega de Granada.

Fuente Vaqueros y su vega ha tenido una importante presencia del poeta Federico García Lorca al ser lugar de su nacimiento.
 Nació en el seno de una familia acomodada afincada en la casa familiar, lugar donde tuvo sus primeras experiencias y sus primeros juegos hasta 1909 que se mudó con su familia a Granada. Su primera casa, en Fuente Vaqueros, es hoy un museo dedicado a su figura.


Los secaderos son la identidad de la Vega de Granada. Estos se han construido para secar el tabaco obtenido de la producción en los campos de labor, y los podemos encontrar emplazados dentro de sus paisajes. Hasta ellos se transportan las hojas de tabaco cuando alcanza su mayor madurez, cuando éstas empiezan a cambiar el color verde por el amarillo.


Durante este trayecto encontraremos diversas acequias que abastecen los cultivos. Algunas de ellas son naturales y provienen del río Cubillas. Otras sin embargo son construidas para tal fin también de forma artificial.


Pasamos de largo un cruce en la que se encuentran unos hitos con unas cruces con las marcas del PR. No debemos meternos por este camino, ya que es el que nos traerán de vuelta Debemos continuar un poco más adelante hasta alcanzar la Acequia de los Cortijo. Al instante nos encontramos unas señales indicativas que nos dirigen hacia el Norte.


Antes de llegar a las casas de las Asquerosillas tomaremos el camino a la izquierda que nos llevará a la ribera del Río Cubillas.


Antes de llegar a la ribera del Río Cubillas pasaremos por el paraje de Los Cuartos, donde se encuentran extensas fincas de cultivo.


Alcanzamos el cauce del Río Cubillas que se encuentra parcialmente cubierta por vegetación de ribera. Es aquí donde tomamos el camino que transcurre paralelo al río.


El recorrido nos lleva a las ruinas del Cortijo del Martinete, donde existía un viejo molino que aprovechaba un salto de agua para producir electricidad.


Nos encontramos en el paraje del Álamo Negro, donde también observamos las grandes extensiones de terreno regadas por diversas acequias. Discurriendo por el trazado de la acequia de Los Cortijos alcanzaremos la Acequia del Arrabal.


De esta forma el camino se unirá al camino por donde llegamos. A partir de aquí volvemos a alcanzar los primeros secaderos y el núcleo urbano de Fuente vaqueros finalizando así la ruta. 

 Como llegar 

El municipio de Fuente Vaqueros se encuentra a tan solo 17 km. de la capital, a mitad de camino entre las carreteras de Córdoba y de Málaga, y bien comunicado desde ambas. Desde la N-432 se accede por un ramal que se toma entre las localidades de Atarfe y Pinos Puente. Más directo es el camino que parte desde la autovía A-92, dirección Aeropuerto de Granada. Desde ella hay dos accesos hacia Fuente Vaqueros. El primero, en Sierra Elvira en la salida Fuente Vaqueros-Santa Fé, desvió que discurre por el polígono industrial La Fuente y el anejo de Pedro Ruiz hasta llegar a la localidad. El segundo acceso desde la A-92 se toma justo enfrente del aeropuerto, en el desvió Chauchina-Fuente Vaqueros, carretera local que atraviesa el municipio de Chauchina hasta llegar finalmente al término de Fuente Vaqueros.

 Alojamiento y comida 

Para alojarse lo podéis hacer en El Cortijo Alborear


El Cortijo Alborear ofrece vistas a la montaña y piscina al aire libre de temporada y está situado en Fuente Vaqueros, en Andalucía, a 16 km de Granada. Sierra Nevada queda a 36 km. Hay aparcamiento privado gratuito. Cuenta con TV, cocina con lavavajillas, horno y cafetera, toallas, ropa de cama y acceso a un baño compartido con bañera o ducha. También dispone de barbacoa. En los alrededores se pueden practicar diversas actividades, como equitación y senderismo. El Cortijo Alborear se encuentra a 4 km del aeropuerto de Granada.

 Camino de la Moredera s/n, 18340
 Fuente Vaqueros, Granada
Teléfono: 636 99 43 13

 Para comer existen diferentes bares y restaurantes en el pueblo con muy buen servicio.


Ejemplo de esto es el Mesón Casa del Pueblo, donde ofrecen comidas caseras y menús a muy buen precio.


Mesón Casa del Pueblo Paseo de la reina 4, Fuente Vaqueros (Granada) 18340 

Teléfonos
 Antonio 656853549
 Vicki 656853550

 Más información: granembolao@gmail.com