Hola a todos. He creado este blog, con la intención de que exista un lugar en la red, abierto para compartir experiencias, proyectos e ideas. Me considero una persona jovial, amante de nuestro planeta, viajero, soñador y apasionado de nuestro entorno. Me gusta viajar, realizar deportes en contacto con nuestro medio natural, para disfrutar con familia y amigos de largas jornadas de entretenimiento. Todo para aprender. Quiero con esto invitar a que se acomoden en el diván de la tertulia, y comunicar aquello que os entusiasme y os ayude a soñar. A partir de aquí, tenemos mucho que hablar.

“La Tierra y el cielo, bosques y campos, lagos y ríos, las montañas y el
mar son excelentes escuelas que nos enseñan muchísimas cosas que no se pueden
aprender en los libros”.

John Lubbock


domingo, 4 de diciembre de 2016

Buceando en el Cráter de San Andrés 

8 de octubre de 2016


La isla de San Andrés es un islote situado frente a la Playa de la Puntica, una playa turística perteneciente a Carboneras, un pequeño pueblo almeriense localizado al este del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.  Gracias a su alto valor ecológico y biótico el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía la declaró Monumento Natural Por Decreto 250/2003, de 9 de septiembre (Boja del día 30 de septiembre). Desde entonces en este enclave se ha prohibido todas las artes de pesca y ha hecho que la vida marina prolifere de tal forma que sea uno de los puntos de destino elegido por buceadores de todo el país. Son muchos los puntos de inmersión que se puede realizar en este islote, cobrando gran relevancia el Cráter de San Andrés.

 

Actividad/Submarinismo






Distancia recorrida: Hasta el punto de inmersión 3,22 kilómetros desde El Centro de Buceo Branquias. 1,58 Km desde el Puerto Deportivo de Carboneras.
Grado de dificultad: Moderado
Tiempo: 45 minutos
Profundidad Maxima: 20 metros
Titulación: ADV
Fecha: 8 de octubre de 2016
Finaliza en el punto de partida: Si. Ida y vuelta
Coordenadas: 97.
Recomendaciones: Llevar vuestra propia linterna

   

https://www.youtube.com/watch?v=kBvNHm7gL6I

 El Monumento Natural de la Isla de San Andrés, compuesto por dos pequeños islotes más, es por excelencia una seña de identidad para el pueblo de Carboneras. Destaca por tener forma de ballena y ser de origen volcánico, cuya superficie de aproximadamente una hectárea y media, es árida y desnuda de vegetación.
Sin embargo, alberga una gran riqueza natural que no se aprecia a simple vista y que le hace tener un alto valor geológico y biótico.


También la existencia en otros tiempos de una necrópolis hispano-musulmana le hace tener un elevado interés patrimonial y cultural. En él se pueden observar diversas colonias de aves marinas como pardelas, golondrinas, charranes y comoranes, que comparten territorio con la gaviota patiamarilla, siendo un lugar seguro para la nidificación de esta especie donde permanece todo el año.
En los fondos marinos, existen, grietas y oquedades donde viven especies como corvinas, pulpos, meros, sepias y cangrejos que  se camuflan entre las extensas praderas  de algas vidriera y  Posidonia oceánica, una planta exclusiva y en serio peligro de extinción del litoral mediterráneo. Esta planta es además fundamental para evitar la erosión marina y mantener las aguas limpias y oxigenadas que permiten poder observar varios puntos de inmersión adecuados para la práctica del buceo destacando los restos de un pequeño cráter volcánico conocido como el Cráter de San Andrés.

 Inmersión en el Cráter de San Andrés  

Durante unas inmersiones organizadas por el Club Universitario Buceo de Granada (CUB, el Centro de Buceo Branquias, en Carboneras, nos ofreció bucear en el famoso punto de inmersión conocido como “El Cráter de San Andrés”. Esta inmersión es sin duda la inmersión más atractiva y fascinante que se puede realizar en los fondos marinos de esta isla. Se trata de una montaña sumergida en la cara poniente, donde la parte más profunda se encuentra a 5 metros de la superficie.

Por ella se puede bajar por sus vertientes hasta los 30 metros de profundidad. En el centro, se encuentra el conocido cráter, un gran agujero de unos 20 metros de diámetro con paredes verticales repletas de vida. Se pueden realizar diferentes inmersiones, pero la más tradicional es comenzar desde la cima de la montaña, donde existe una plataforma llana a 5 metros de profundidad. Desde aquí, comenzaremos a bajar por el interior del cráter hasta llegar a un fondo de fina arena a 17 metros de profundidad. Poder bajar observando la verticalidad de sus paredes o recrearnos en ella observándolas viendo la gran diversidad de vida marina, hace ser el escenario de una gran aventura.


Entre las grietas de estas imponentes paredes podemos observar meros, congrios, falsos abadejos, gambas y estrellas de mar conviviendo con ermitaños y otros crustáceos. Tampoco será raro encontrar peces lunas, espetones, barracudas y grandes bolas de peces acosados por otros depredadores. Castañuelas, doncellas, corvinas y obladas, petos, merlos, también llenaran de vida y color estos espacios.

Cerca del fondo de arena atravesaremos un gran arco en la roca. Al instante, a la derecha de este arco, llegaremos a los 30 metros de profundidad, cambiaremos la dirección a la izquierda pudiendo observar algunas especies de sepias, tembladeras, lenguados y con suerte las vistosas golondrinas de mar. Seguimos más adelante hasta alcanzar la cota de los 12 metros.
Es aquí donde ascenderemos por un sifón hasta alcanzar los 8 metros de profundidad pasando al otro lado de la montaña con el fondo arenoso a la derecha y la pared a la izquierda. Pronto alcanzaremos otro arco cercano a unas pequeñas cuevas donde seguiremos observando una gran variedad de vida.  Para finalizar la inmersión subiremos por una grieta que nos llevará a alcanzar los 5 metros, y poder realizar la parada de seguridad antes de salir a la superficie.


Infomación de interés

 Es recomendable cuando no se conocen las zonas de buceo contratar centros o empresas especializadas de buceo con guías y recursos suficientes que nos garantizen una total seguridad.
Para esto el CUB contrató el Centro de Buceo Branquias, localizado en pleno centro de la localidad de carboneras, el cual nos presto un servicio de calidad y los recursos suficientes para llevar a cabo nuestras actividades.

Este Centro lo podéis encontrar este centro en Carboneras y ponerse en contacto través de este enlace:http://branquias.es/es/ Calle de las Piececicas, 23 04140 Carboneras (Almería) Junto al Parque Andalúz y muy próximo al Mercadona info@branquias.com  





Cómo llegar   

Desde la estación de tren en Almería se puede coger el autobús de línea hasta Carboneras Frahemar.

En autobús: El autobús de largo recorrido que pasa por Carboneras es el que hace la ruta Madrid- Carboneras, pero salen autobuses desde todos los puntos de España hasta Almería, donde podemos coger otro autobús para llegar hasta Carboneras.

En avión:   Una vez en el aeropuerto se nos presentan varias opciones: el autobús a Almería y de allí a Carboneras, alquilar un coche en el aeropuerto o ir en taxi hasta la parada más próxima de autobús dirección Carboneras.  

En coche:   Desde Almería hacía Carboneras: Incorpórate a la A-7 dirección Murcia. Toma la salida 494 en la venta del pobre y en la rotonda desvíate por la A-341 dirección Carboneras.
Desde Murcia hacía Carboneras: Desde la A-30incorpórate a la A-7. Toma la salida 494 en la venta del pobre en la rotonda incorpórate a la N-341dirección Carboneras.


 Comida y Alojamiento   

Para comer y alojarse existen diversas empresas que ofrecen estos servicios. Si embargo recomiendo hacerlo en el Hotel Las Palmas Un hotel de elegantes habitaciones con aire acondicionado, wifi gratuita, TV de pantalla plana y terraza con vistas al mar. Este hotel de gestión familiar ofrece acceso directo a la playa Carboneras y el paseo marítimo.
El amplio restaurante del hotel, El Salaero, está especializado en los platos de pescado y marisco local. Entre ellos se incluyen la paella, el calamar a la parrilla y el arroz con bogavante. También hay un bar con una gran terraza frente al mar. Sus habitaciones, están decoradas en luminosos tonos blancos, con toques de color.
Disponen de caja fuerte, mini bar y baño amplio con secador de pelo. Las Palmas está a menos de 500 metros del centro de Carboneras. Aparcamiento gratuito disponible en las inmediaciones. El parque natural de Cabo de Gaga está a 10 minutos en coche.  

Arrabal del Mar, 20, 04140
Carboneras, España
Teléfono: +34(950)454306  

Más información: granembolao@gmail.com

viernes, 18 de noviembre de 2016

Inmersión en la Cueva de las Corvinas 

 8 de Octubre de 2016


Dentro de las actividades que organiza el Club Universitario de Buceo Granada , con la colaboración del Centro de Buceo Branquias, se llevaron a cabo varias inmersiones en el Monumento Natural Isla de San Andrés, un islote rocoso y árido junto al pueblo almeriense de Carboneras, donde se vivieron extraordinarias experiencias difíciles de olvidar, ya que nadie puede imaginar los bellos paisajes submarinos que se esconden bajo sus aguas. Entre las inmersiones que se realizaron cabe destacar la Cueva de las Corvinas, una inmersión fácil y amena que sirvió de preámbulo a otras más impactantes. La diversidad del paisaje, las frondosas y amplias zonas de posidonia oceánica que cubre la fina arena y las colosales lozas rocosas tapizadas por mil colores, hace de estos fondos ser hábitat de numerosas especies marinas. Es sin lugar a dudas un escenario digno de explorar.

Powered by Wikiloc

Para descargar esta ruta: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=15477848 

Actividad/Submarinismo







Distancia recorrida: Hasta el punto de inmersión 3,22 kilómetros desde El Centro de Buceo Branquias. 1,58 Km desde el Puerto Deportivo de Carboneras.
Grado de dificultad: Moderado
Tiempo: 45 minutos
Profundidad Maxima: 17 metros
Titulación: OWD
Fecha: 8 de octubre de 2016
Finaliza en el punto de partida: Si. Ida y vuelta
Coordenadas: 97.
Recomendaciones: Llevar vuestra propia linterna


   

Vídeo editado por el Rincón del Viajero: https://www.youtube.com/watch?v=3NaxQ1fT8WA 

 La Isla de San Andrés

Carboneras es un pequeño pueblo pesquero que desde siempre ha tenido como fuente económica la pesca, el turismo y la industria, teniendo también como recurso la desaladora más grande de Europa. Últimamente el buceo ha incrementado su oferta turística, lo que ha propiciado que Carboneras ofrezca también un amplio abanico de ofertas gastronómicas y de hospedaje para cubrir las necesidades del turista. Su cercanía al Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, (estando el 80 por ciento de su término municipal incluido en él), hace de esta localidad ser uno de los destinos elegidos por multitud de visitantes.

Uno de los lugares de interés o monumentos de Carboneras es La Isla de San Andrés que a pocos metros de la orilladle la Playa de la Puntica es bien visible, aunque se puede ver desde cualquier playa del pueblo y que es uno de los mejores lugares de Carboneras para practicar el snorquel o buceo. Fue declarada Monumento Natural en el año 2003 por su alto valor geográfico y biotíco, (Boja del día 30 de septiembre del 2003: Decreto 250/2003, de 9 de septiembre). Existe también restos de una necrópolis hispano – musulmana que acrecienta el interés cultural e histórico, Este lugar se incluye también en los (LIC) Lugares de importancia comunitaria de Andalucía.ç

En el ámbito de la biología y ecología, esta isla tiene especial relevancia, sobre todo por su origen volcánico, el cual ha configurado la fisionomía de los fondos marinos, creando unas características únicas para la proliferación de la vida subacuática. Es aquí donde la existencia de cornisas, grietas y cavidades propicia hábitats a los que se encuentran asociadas numerosas especies marinas de peces, algas e invertebrados. Las praderas de posidonia oceánica también están presentes en los fondos de esta isla.

Estas praderas contribuyen activamente a proteger el litoral y las playas de la erosión. Los suelos se caracterizan por su escaso desarrollo, dureza y falta de tierra vegetal como consecuencia de su origen. Las especies vegetales existentes en la isla están adaptadas a este ambiente salino y al suelo arenoso, con poca capacidad de retener agua, como son el hinojo marino y la saladina.
Gracias a su situación, una de las caras siempre está protegida de las inclemencias del tiempo y de las corrientes, por lo que se puede garantizar diferentes puntos de inmersión durante todo el año. Estas inmersiones se reparten a lo largo de las más de 10 hectáreas de fondos que oscilan desde los 2 hasta los 30 metros de profundidad, donde abundan paredes tapizadas de invertebrados, destacando el falso coral y los nudibranquios. A más profundidad aparecerán gorgonias, grandes anémonas tubo y llamativas ascidias


 Las Corvinas o La Cueva de las Corvinas


De las diferentes inmersiones que se pueden realizar en la Isla de San Andrés, cabe destacar la conocida como “Cueva de las Corvinas”. Llamada así a consecuencia de ser un lugar muy frecuentado por la corvina negra o corvallo, bien conocido por ser la especie más grande de la familia de las corvinas. Aunque estas especies oscilan entre los 2 a 14 kilos de peso, algunos ejemplares pueden alcanzar los 50 kilos de peso y una longitud de 170 cm.
La inmersión consiste en explorar un fondo de arena situado a 17 metros de profundidad flanqueado por dos paredes con pequeñas cuevas y grietas que sirven de cobijo a innumerables especies. Aquí encontramos grandes congrios y morenas, numerosos meros, falsos abadejos, pupos y los mencionados corvallos. Este fondo arenoso forma una lengua donde podemos ver también tambladeras, peces araña, algún que otro pez golondrina y las majestuosas águilas de mar.
A menudo el pez luna acude a estos lugares a desparasitarse, por lo que no es raro ver algún que otro ejemplar. En este ecosistema también se encuentran abundantes praderas de posidonia oceánica, donde mojarras, obladas, castañuelas y sargos conviven con dentones, doradas y serviolas. Tampoco es raro encontrar bancos de alevines perseguidos por estos peces. A demás encontraremos una campana de extraordinaria belleza, que iluminada con nuestras linternas apreciaremos sus paredes cubiertas de esponjas, falso coral y algunas madréporas conviviendo con otros invertebrados.
También encontraremos un ancla de gran tamaño tendida sobre una de las paredes, la cual puede pasar desapercibida por estar tapizada de algas. Para finalizar la inmersión lo podemos hacer ascendiendo por alguna de las dos paredes que flanquean la lengua de arena. Alcanzaremos los 5 metros de profundidad que distan de la superficie antes de regresar al barco, donde podemos hacer la parada de seguridad explorando las frondosas praderas de posidonia para observar la diversa fauna que aquí se esconde.

 Recomendaciones



Para realizar esta actividad cuando no se conoce la zona, recomiendo contratar un centro de buceo o empresas que nos pueda guiar y dar cobertura en nuestras necesidades. El Centro de Buceo Branquias es una de las mejores opciones para esto, donde su profesionalidad y conocimientos están fuera de toda duda. Podéis encontrar este centro en Carboneras y ponerse en contacto través de este enlace: http://branquias.es/es/


Calle de las Piececicas, 23 04140 Carboneras (Almería) Junto al Parque Andalúz y muy próximo al Mercadona

info@branquias.com 
Tlf: 950 45 44 71





 Cómo llegar 

Desde la estación de tren en Almería se puede coger el autobús de línea hasta Carboneras Frahemar. En autobús: El autobús de largo recorrido que pasa por Carboneras es el que hace la ruta Madrid- Carboneras, pero salen autobuses desde todos los puntos de España hasta Almería, donde podemos coger otro autobús para llegar hasta Carboneras.

En avión: 

Una vez en el aeropuerto se nos presentan varias opciones: el autobús a Almería y de allí a Carboneras, alquilar un coche en el aeropuerto o ir en taxi hasta la parada más próxima de autobús dirección Carboneras.

 En coche: 

Desde Almería hacía Carboneras: 
Incorpórate a la A-7 dirección Murcia. Toma la salida 494 en la venta del pobre y en la rotonda desvíate por la A-341 dirección Carboneras.

Desde Murcia hacía Carboneras: 
Desde la A-30incorpórate a la A-7. Toma la salida 494 en la venta del pobre en la rotonda incorpórate a la N-341dirección Carboneras.

 Comida y Alojamiento 

 Para comer y alojarse existen diversas empresas que ofrecen estos servicios. Si embargo recomiendo hacerlo en el Hotel Las Palmas Un hotel de elegantes habitaciones con aire acondicionado, wifi gratuita, TV de pantalla plana y terraza con vistas al mar. Este hotel de gestión familiar ofrece acceso directo a la playa Carboneras y el paseo marítimo.

El amplio restaurante del hotel, El Salaero, está especializado en los platos de pescado y marisco local. Entre ellos se incluyen la paella, el calamar a la parrilla y el arroz con bogavante. También hay un bar con una gran terraza frente al mar. Sus habitaciones, están decoradas en luminosos tonos blancos, con toques de color. Disponen de caja fuerte, mini bar y baño amplio con secador de pelo. Las Palmas está a menos de 500 metros del centro de Carboneras. Aparcamiento gratuito disponible en las inmediaciones. El parque natural de Cabo de Gaga está a 10 minutos en coche.

 Arrabal del Mar, 20, 04140 Carboneras, España
Teléfono: +34(950)454306

 Más información: granembolao@gmail.com

lunes, 14 de noviembre de 2016

BTT. Por la Vega de Granada.  Ruta del Salado. 

3 de octubre de 2016


Desde hace algún tiempo estamos llevando a cabo el proyecto de unir entre si todas las vías rupestres cercanas a nuestra ciudad con la vega de Granada, trazando así diferentes itinerarios para poder recorrerlos a pie o en bicicleta todo terreno. Con este proyecto aprovechamos también el trazado de estos circuitos para que sirvan de iniciación a futuros ciclistas ofreciendo rutas atractivas por sus paisajes, de poco desnivel y muy ligados a nuestra historia, lo que hacen también de estos itinerarios ser de un alto nivel cultural y etnográfico. Así pues, una de las rutas que vamos a incluir en este proyecto es la “Ruta del Salado”, denominada así por la cercanía de un camino poco transitado, el cual transcurre paralelamente al Arroyo del Salado, uno de los arroyos más desconocidos e históricos de la provincia de Granada que discurre entre los términos municipales de la Malahá y Santafé y Chauchina. La aridez del terreno y la alta salinidad de este río hacen tener un hábitat único, enmarcado en un paisaje tan impactante como misterioso.

 
Powered by Wikiloc

Para descargar esta ruta: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=15198055 

Actividad/Bicicleta Todo Terreno





Distancia recorrida: 38,12 kilómetros 
 Altitud min: 614 metros, max: 832 metros 
Desnivel acum. subiendo: 422 metros, bajando: 422 metros 
Grado de dificultad: Moderado 
Tiempo: 3 horas 46 minutos con paradas incluidas. 
 Fecha: 3de octubre de 2016 
Finaliza en el punto de partida: si, (circular) 
 Coordenadas: 927 
Recomendaciones: Se puede realizar todo el año pero en verano evitar las horas de más insolación.

   

 Vídeo editado por  El rincón del Viajero: https://www.youtube.com/watch?v=48zS6HpGxY0&feature=share


Para iniciar esta ruta lo hacemos desde la Gasolinera de REPSOL que se encuentra junto a la Rotonda de la Salida 127 de la A 92. Avenida de la Constitución – La Chana.


Desde la gasolinera cruzamos la vía tomando el Carril Bici proveniente de la ciudad de Granada dirigiéndonos hacia el Este. Pronto encontramos el primer cruce a la derecha que nos llevará a pasar por un túnel que cruza la A 92.


Tras cruzar el túnel debemos seguir por el Carril Bici de nuevo a la derecha hasta llegar a la ribera de Río Béiro el cual descenderemos hasta llegar a una rotonda junto a la Central Lechera PULEVA.


Desde la Central de PULEVA tomaremos un camino paralelo a la carretera asfaltada que nos llevará a la ribera del Rio Genil, donde un poco más adelante, río abajo, cruzaremos el rio Genil por un puente metálico que nos llevará directamente a la desembocadura del Río Dilar.


Tras remontar un poco el cauce del Rio Dilar lo cruzamos por un vado para seguir por el margen izquierdo de éste.


Un poco más adelante encontraremos un cartel indicando la primera de las vías Rupestres. Se Trata del Camino perteneciente a la Colada del Llano Llevas, un corto tramo que nos acercará a la localidad de Gabia Grande.


Entramos en Gabia por el Camino de Hijas, una pequeña pedanía de esta localidad donde existe un nuevo complejo residencial. Sin desviarnos hacia Hijas nos metemos en Gabia hacia el lugar donde se encuentra el Batipterio Romano de la Familia Toleo, donde se puede visitar y de paso poder estirar las piernas. Nada más dejar este lugar, encontramos un cruce. Debemos seguir hacia delante por una calle sin asfaltar que desemboca en el Complejo Deportivo de Gabia.


Tras dejar a nuestra izquierda el complejo deportivo seguimos adelante para meternos con cuidado por una calle en dirección prohibida que nos lleva hacia una acequia embovedada. Seguimos paralelamente al parque existente hasta una rotonda, de la cual tomaremos la segunda salida. Conectaremos con una calle principal que a la derecha nos sacará de Gabia por una nueva vía Pecuaria denominada Camino Real de Granada a Alhama.


Tomamos la vía pecuaria para continuar por ella en constante y suave ascenso entre olivares. El camino irá siempre paralelo a la carretera que se dirige al pueblo de la Malahá.


Pronto alcanzaremos la parte más alta del cerro conocido como el Pingurucho. Aquí tomaremos la carretera A – 338 en descenso con dirección a la localidad de la Malahá.


Al poco de descender por la carretera debemos estar atentos para desviarnos en el primer camino a la derecha, el cual nos llevará a un mirador donde se puede observar la vertiente del Río Salado, cuyo cauce parte de las Salinas de la Malahá adentrándose en un territorio casi desértico de extraordinaria belleza. Desde aquí también veremos la maraña de caminos que existen en la zona y que nos hacen intuir que pronto nos veremos metidos en un recorrido divertido y desconocido.

 El Arroyo del Salado 

 Desde siempre ha sido habitual que los recursos naturales fueran aprovechados por las distintas culturas que han poblado nuestros territorios, los cuales han ido construyendo los pueblos que existen en la actualidad.
En el caso de la Malahá, tiene su origen en el asentamiento griego conocido como Malka, donde lo sitúan concretamente en la Llanura del Temple, un territorio ubicado en el suroeste de la provincia de Granada, que limita al norte con la Vega de Granada, al este con el Valle de Lecrín y al sureste con la Tierra de Alhama. Es una zona de campiñas alomadas, en el extremo sur de la Depresión de Granada, ya en contacto con las primeras estribaciones de la Sierra de las Albuñuelas.

Esta campiña deriva del topónimo «Temple», la cual se remonta al siglo XI y que según el geógrafo andalusí Al-Udri cita al iqlim "QambQays" -perteneciente a la Cora de Elvira, derivando esta denominación hacia «Quempe», hasta llegar al Temple actual. Su nombre proviene de la contracción de Qamb -campus en latín- y Qays -antróponimo tribal de los Qaysíes, asentados en la Cora de Elvira, en el 741, bajo el mando de Balŷ-. Tradicionalmente El Temple ha estado ligado a Alhama de Granada e integrado por tanto en su ámbito de influencia comarcal. Un dato significativo es que los municipios están repartidos entre los partidos judiciales de Granada, Santa Fe y Loja, una vez desaparecido el Partido de Alhama.

Las localidades que se incluyen en esta comarca son: Agrón, Cacín, Chimeneas, Escúzar, Las Ventas de Huelma y la Malahá, esta última con especial relevancia histórica gracias a sus baños y la producción de sal, unos recursos naturales que han sabido aprovechar desde la llegada de los romanos 480 a. C., los cuales la llamaron Misarza, "valle templado o alivio de los dolientes", donde fundaron un balneario.
La Malahá viene del árabe al- mallaha, que significa "Alquería de la sal", gracias a la producción de sal heredada de los romanos y que los nazaríes llamaron Wadi Almallahi. Es precisamente en este lugar donde nace el Arroyo del Salado, gracias al abastecimiento de agua procedente de tres manantiales, dos de ellos subterráneos (las aguas salinas ascienden, a modo de surgencias, hasta la superficie terrestre), y posibilita su explotación mediante un proceso de evaporación en albercas.

En la actualidad aún sigue la producción de sal, el agua pasa a través de una conducción subterránea desde los manantiales hasta el depósito de forma mecánica y desde allí es elevada mediante un motor hasta los calentadores, donde se acumula el agua durante los meses de invierno y por decantación los sedimentos se depositan en el fondo, quedando el agua limpia para extraer a partir de ella las sales. A partir de aquí el cauce del Río Salado transcurre durante 20 Km hasta desembocar en el término municipal de Chauchina, localidad donde confluye con el Río Genil. Aunque no está considerado río, por su escaso caudal si puede tener esa calificación por su nominación histórica, ya que ha mantenido su fisionomía a través de los siglos como demuestran los restos prehistóricos encontrados de la época del Bronce Final y otros restos arqueológicos de distintas civilizaciones.

Se sabe que en este corto recorrido donde discurre el río, ha sido lugar clave para la ocupación de números individuos que desde el año 900 antes de Cristo, han poblado estos territorios, puesto que la sal de sus aguas y piedras eran fundamentales para la subsistencia de estos asentamientos humanos, dedicados sobre todo a la ganadería y el pastoreo. Estos pequeños núcleos poblados, situados junto al arroyo y las salinas, eran utilizados por los pastores para llevar el ganado desde los valles hasta los pastizales de Sierra Nevada, y utilizaban la línea salina como corredor de supervivencia para sus animales.

Su cauce transcurre entre tierras áridas, semidesérticas entre paredes de tierras arcillosas y cárcavas con una alta salinidad, lo que hace ser hábitat de diversos vegetales: juncos, tamariscos y especies alófitas, como pequeñas jaras, limonios con flores de hojas perforadas y Peganumarmala, conocida como la Ruda de Siria. En cuanto a la fauna, se puede encontrar algunas especies de anfibios y diversos reptiles, destacando el galápago leproso. También podemos encontrar en esta zona diversas especies de insectos como la Apteromantis aptera, una mantis sin alas conocida como la mantis de la Malahá y que se encuentra con seria amenaza de extinción.



Para continuar la ruta debemos volver sobre nuestros pasos sin alcanzar la carretera. Un poco antes de llegar a ésta encontraremos un carril a la izquierda con un considerable desnivel que en descenso nos llevará al fondo del barranco.


Tras cruzar el barranco siguiendo el camino a la derecha tomaremos el carril que se dirige al cauce del Arroyo del Salado. Es cuando nos veremos inmersos en un paisaje árido y azotado por el sol y el viento. Tan solo rompe la monotonía los olivos y almendros que quedan fuera de la ribera.


El cauce del río se pierde de nuestra vista cubierto por la vegetación de ribera. Compuesta por juncos, tamariscos y bosquetes de tarays, unos bosquetes autóctonos que crecen en los márgenes de los ríos. Es cuando nos metemos de lleno en el olivar que en ocasiones nos obligan a echar pie a tierra a consecuencia de quedar la tierra recién arada.


Cuando el camino se pierde, siempre hay que seguir el cauce del río entre el olivar o seguir por las rodadas que dejan el paso de los tractores y vehículos de labranza.


Durante el trayecto habrá cruces que nos harán dudar del camino a seguir. Siempre hay que llevar la dirección a Santa Fe que es la que lleva el río.


Llegamos a un punto donde el río nos muestra un paisaje donde se aprecian las paredes arcillosas con unas líneas que marcan los distintos niveles de agua que ha llevado el río durante las épocas de lluvia. Es aquí donde afloran las sales y minerales que busca el ganado para nutrirse.


Pronto el paisaje se abre y nos hace transitar por tierras de secano, donde se encuentran los cultivos de cereales.


Seguimos nuestra ruta hasta alcanzar una profunda zanja que nos impide seguir montados en nuestras bicis. Se trata del Barranco del Quemado proveniente de la depresión de los Llanos del Molino.


Alcanzamos un cruce de caminos que nos hacen dudar por donde debemos continuar. Se trata de la Colada del Llano de Llevas, una vía pecuaria que se dirige hasta el término municipal de Gabia.


Nosotros debemos seguir entre los olivares tomando la pista agrícola a la izquierda, siempre en dirección que lleva el río.


Tras pasar a media ladera entre olivos y alcanzar una zona más abierta que deja a tras el olivar debemos tomar el carril que se dirige a Santa Fé. Pronto daremos con la carretera asfaltada que proviene de las turberas y que se dirige entre caminos agrícolas a la localidad de Santa Fe.


Pronto a la derecha alcanzaremos un camino de tierra donde al comienzo de éste un cartel nos indicará que estamos en la Colada de las Galeras proveniente de Lachar.


Desde aquí continuaremos durante un buen trayecto entre olivares tomando dirección al este. Debemos ir atentos a trac del GPS para no desviarnos en los distintos cruces que nos encontraremos en el camino. Pasaremos por debajo de la nueva autovía que se encuentra en construcción, algo que rompe con la tónica que llevamos hasta ahora y que sin embargo será una referencia para no perder el camino.

Más tarde alcanzaremos una urbanización de chalet y desde aquí al Barrio del Ventorrillo perteneciente a la localidad de Vegas de Granada, el primer núcleo de población antes de entrar en la ciudad.


Tras cruzar el Ventorrillo, salimos de Vegas de Granada transitando por la antigua vía pecuaria hasta alcanzar Hijas, una pedanía perteneciente a Las Gabias que nos servirá de tránsito para alcanzar de nuevo Gabia Grande.


Tras pasar Gabia Grande en el cruce de Hijar, nos meteremos de nuevo por la Colada del Llano de Llevas hasta alcanzar el Río Dilar.


Dejamos a tras la Colada del Llano de Llevar rodando por la Ribera del Río Dilar hasta alcanzar la carretera de Cullar. Es aquí donde cambiamos de margen en el Río Dilar para que no se haga monótono el regreso.


En la desembocadura del río Dilar en el cauce del Río Genil, solo queda venir por el mismo camino por donde venimos y alcanzar la gasolinera de la Chana para finalizar la ruta.

 Para comer o tapear


Aprovechando la cercanía a la Malahá, aconsejo comer en el Restaurante Asador “Casa del Santo”, donde podéis encontrar una gran gama de platos tradicionales y muy buenas tapas para acompañar en el caso de que queráis tomaros unas cervezas.

Más información granembolao@gmail.com